Blog :: webmarketing Mitos del comercio electrónico

jueves, 7 de junio/2018

1) Tener un sitio de comercio electrónico es muy caro.

Hay empresas que invierten cientos de miles o millones de pesos en un sitio web o plataforma de comercio electrónico. Y ni hablemos de publicidad en línea. Muchas son grandes empresas, ya consolidadas, que tratan de entrar rimbobeantes al mundo el ecommerce a fuerza de dinero. Otras, vienen de la mano de startups que, financiadas, invierten esos recursos casi a ciegas.

Verdad: Primero, vamos a ser sinceros: entrar al mundo del comercio electrónico no es lo mismo que hace unos años atrás. Ahora, hay más competencia, y además, más tecnologías que hacen más fácil las cosas a nuestros usuarios, pero implican una mayor inversión. Pero también es cierto que, surgieron los modelos SaaS (Software como Servicio), que por una inversión relativamente baja y un abono mensual, es posible tener un sitio de ecommerce funcionando en unos pocos días con todas las funcionalidades.

Y, por supuesto, las decenas de aplicaciones OpenSource disponibles en el mercado, que si bien son libres (leáse gratuítas) que bajan sustancialmente los costos frente a un desarrollo a medida.

2) Solo sirve para las grandes empresas

Las marcas más relevantes trascienden casi todo el tiempo en los medios y en la publicidad. Vimos como nacía MercadoLibre, Amazon -entre otros-, y desde hace un par de años las grandes cadenas de electro y hogar se sumaron: Musimundo, Frávega, Garbarino, etc.

Verdad: si, es verdad, son las marcas que trascienden. Pero nos olvidemos que de todos los sitios de e-commerce de Argentina, estas marcas representan un poco menos del 5%. El resto son pequeñas y mediandas empresas, marcas un poco menos reconocidas y emprendedores que completan el ecosistema. Y son numerosos los casos de éxito, aprovechando las bondades de la tecnología no solo para sumar nuevas ventas, sinó sumar un servicio para fidelizar y mantener a los clientes.

3) Necesito conocimientos técnicos

Probablemente al pensar en comercio electrónico empiezan a surgir palabras como hosting, seguridad, programación, certificados SSL, responsive y otras "palabras raras"

Verdad: es tecnología, y si, existen estas cosas. Pero de eso es algo que nos encargamos nosotros. El objetivo siempre es tratar de que obtengas un servicio y un producto que te abstraiga de los detalles técnicos siempre que quieras. Por supuesto que puedes involucrarte y ese conocimiento nuevo te va a dar más poder para decidir, pero es no es algo imprescindible.

De hecho, es hasta preferible saber de redacción, de fotografía y de nociones de diseño gráfico antes que tecnología. No ovlides que tus clientes van a comprar tu producto si lo ven bien, más allá de la tecnología subyacente.

4) Los envíos son un problema.

Si compraste online puede que, en algún momento, te hayas encontrado con algún problema, empezando por cosas triviales como demoras, o más graves como recibir el producto equivocado o roto. Otro problema es que hacer con el costo del envío: inevitablemente tenemos que trasladarlo de alguna u otra forma:

Verdad: en Argentina, todos los operadores de logística desde hace un par de años se están preparando para el comercio electrónico, instrumentando tecnología y abriendo sus sistemas para hacer seguimientos y optimizar la planiificación logística para llevar los costos al mínimo. De hecho, han surgido nuevos operadores exclusivamente orientados al mundo del comercio electrónico.

Si bien los estudios indican que el 50% que el detonante de la compra es el. "envío gratis", la realidad es lo que cierra la venta es la sensación de "estar ahorrando dinero" o comprando algo "que no conseguís en ningún otro lugar", ya sea un producto físico, virtual o un servicio.

5) Basta con tener la página web para vender.

Es fácil caer en la tentación de que ya tengo la página web y voy a vender desde el minuto cero, más ahora que la penetración de Internet en el mercado es muy alta.

Verdad: a menos que tengas algo que todos quieran y nadie más ofrezca, eso no va a pasar. Aún así, la gente tiene que saber que existe tu sitio web, y lo que puede hacer en él. Entonces, tienes que traerlos.

Se puede recurrir a la publicidad tradicional, bastante acertado en ciudades pequeñas donde la radio, la TV o medios impresos siguen siendo relevantes. O a la publicidad online si pensamos a una escala más grande y extender los límites geográficos.

Conclusión

Hay muchos mitos en torno al comercio electrónico, algunos más reales que otros. Lo cierto es que hacer comercio electrónico hoy es más fácil que nunca, y seguramente será más sencillo en el futuro, pero habrá más y nuevos canales que habrá que tener en cuenta.

En términos de costos, estos son son siempre relativos: dependen de lo que estás ofreciendo, de tu competencia, y de que tan primero llegues. Y qué tan bien salgas al mercado.

Como siempre lo decimos: exponer nuestro negocio en Internet implica la misma atención que la vidriera de nuestro negocio y un poco más.

Mitos del comercio electrónico