Blog :: webmarketing El celular a la hora de decidir una compra

jueves, 7 de junio/2018

A la hora de comprar, muchas veces podemos ser impulsivos o cuidadosos. Los primeros, compran sin más sea por el medio que sea. Los segundos, son mucho más cautos. A partir de una necesidad puntual, investigan si existe el producto o servicio y si este se ajusta a lo que buscan, comparan precios y luego compran.

Esto que pasa en el mundo físico, también pasa en el mundo del comercio electrónico: pero a mayor velocidad.

Los impulsivos ahora tienen a mano un telefóno que los acompaña todo el tiempo. Basta que aparezca el banner o publicidad adecuada para despertar el impulso y ejecutar la compra prácticamente en el momento, sea esta en una plaza, en un taxi, en el tren, o en la previa del sueño.

Los más cuidadosos usan la web para obtener toda la información posible y sacarse todas las dudas. Así, las chances de encontrar un producto o un servicio fuera del tradicional aumenta exponencialmente, y ni hablemos a la hora de buscar un precio.

No es poco común ver a usuarios con el teléfono en la mano en grandes superficies comerciales, en una ferretería o supermercado buscando precios de referencia, generalmente en MercadoLibre. Por la cabeza, los cálculos son rápidos y simples las cosas pasan rápido: estas zapatillas acá y ahora me salen $ 2.500 pero en MercadoLibre están a $ 1.900 y con envío gratis. Ya sabemos para dónde va la venta.

¿Cómo competir con eso?

La única ventaja para los negocios locales es la inmediatez y la atención: lo tenés acá, ahora, te lo podés probar y si te gusta te lo llevás. No tenés que esperar una semana (todavía).

Un celular puede convertirse en un enemigo o en un aliado a la hora de las ventas. Inevitablemente la competencia convive con nuestro cliente dentro del propio ámbito del negocio.

El sitio web puede ser de gran ayuda. Si los productos y la información expuesta es clara y accesible, el usuario lo valora con creces. Es fácil caer en la tentación de: miran la información en mi web y compran en MercadoLibre. La realidad es que no es tan así, y si es así, puede que se trate de un cliente que no valga la pena. Las personas tienen una tendencia natural a agradecer un buen servicio, y los clientes lo agradecen eligiéndonos para hacer la compra, muchas veces más allá del precio.

El celular a la hora de decidir una compra